¿Qué significa la inversión de la curva de tipos de interés americana?

¿Qué significa la inversión de la curva de tipos de interés americana?

Valoración de 5 sobre 5
Escrito por publicada en Área Financiera Etiquetada , , , , , ,

Últimamente están apareciendo un montón de titulares en prensa económica hablando sobre la inversión de la curva de rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense. En este breve artículo, vamos a intentar explicar de manera muy sencilla en qué consiste este fenómeno y sus posibles causas.
En primer lugar, definiremos la curva de tipos americana como la relación entre la rentabilidad de los bonos del gobierno americano y los distintos plazos, es decir, el tipo de interés que nos paga el Estado estadounidense por prestarle nuestro dinero a un determinado vencimiento. Así, en el siguiente gráfico podemos ver una curva de tipos normal, tal y como la teníamos hace seis meses, donde los plazos más largos se pagaban con mayores rendimientos. Es una curva con pendiente positiva.

Sin título

Sin embargo, tal y como podemos ver en el gráfico siguiente donde vemos la curva de tipos tal y como está actualmente, nos encontramos con una curva con pendiente negativa entre determinados vencimientos. De esta forma, si compramos un bono a 1 año obtendríamos una rentabilidad del 2,42%, superior al 2,36% que tendríamos al invertir nuestro dinero a 10 años. Esto es lo que se conoce como curva invertida de tipos, es decir, se paga más en el corto plazo que en el largo.

graf2

 

Normalmente, en el mundo de la renta fija, la lógica económica nos lleva a exigir más rendimiento a mayor plazo, es decir, cuando invierto en deuda, cuando presto mi dinero a cambio de un interés (rendimiento) el tiempo es un factor que va en mi favor. Sin embargo, a fecha de hoy, si le presto dinero a EEUU a 1 año consigo una mayor rentabilidad que a 10 años. Es una situación anómala que se da en determinados momentos de la historia económica en los que el mercado, ante síntomas de contracción económica o de percepción de un riesgo “x”, busca los activos seguros por excelencia, en este caso el bono americano a largo plazo, haciendo subir su precio y por tanto haciéndolo menos rentable. Por ejemplo, si el bono americano vale 100$ y paga un cupón del 2% fijo y en el mercado hoy aparecen compradores que buscando la seguridad pagan más de 100$ por ese mismo bono, tendremos, entonces, una rentabilidad inferior a ese 2%.
En resumen, cualquier aplanamiento de la curva de tipos, es decir, el estrechamiento entre la diferencia de los tipos de interés a corto y largo plazo constituye una clara alarma por parte del mercado que percibe riesgo económico y la consiguiente búsqueda de seguridad.
La reciente inversión de la curva se da después del anuncio por parte de la FED, qué en su última comparecencia del jueves 21 de marzo, decidió no seguir subiendo los tipos de interés oficiales. Esto, qué en otros momentos del ciclo económico, supone un mensaje de optimismo y apoyo por parte de la autoridad monetaria, en un momento como el actual se ha traducido en un mayor miedo ante una potencial recesión futura.

Imagen: freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *