¿Estación de lluvias en los mercados?

¿Estación de lluvias en los mercados?

Valoración de 5 sobre 5
Escrito por publicada en Actualidad Etiquetada , , ,

La bolsa está llena de anécdotas, dichos y refranes. Algunos de ellos son indiscutibles: “La bolsa es el sitio más difícil para hacer dinero fácil”. Otros son puras intuiciones: “Nunca es demasiado alto para comprar ni demasiado bajo para vender”. Y siempre los hay que se contradicen entre sí: “Nadie quebró nunca por tomar un beneficio” contra el consabido “Dejar correr a los ganadores”.

Lugar aparte merecen los llamados efectos estacionales, como el conocido “Efecto enero”. Lo mejor es que este tipo de efectos se pueden comprobar, con resultados que pueden ser sorprendentes. Y ya pasada la Semana Santa, parada obligada es el análisis del famoso “Sell in May and stay away”.

Este efecto nos advierte de que el semestre de mayo a octubre nos hará pasar por todo el riesgo de los mercados con poco o nada del beneficio, mientras que el que estamos a punto de terminar (de noviembre a abril) es el mejor.  ¿Es así?

Decidir sobre el tema es sencillo: Elegimos un activo como SPY, que replica al S&P 500, y comparamos qué hubiera pasado si hacemos caso al refrán o si no lo hacemos. Para ello simularemos una cartera que estuviera comprada de SPY los seis meses “buenos” (noviembre a abril) y que vendiera en mayo, y la compararemos con una cartera que hiciera lo contrario.

Estos son los resultados acumulados, siguiendo esa operativa durante más de 25 años:

los últios 25 años

Parece que algo hay: la cartera que hace caso al refrán acumula siete veces más beneficio que la que hace lo contrario. Pero ¿cómo hubieran evolucionado por el camino?

gráfico2

Podemos leer el gráfico anterior de distintas formas, pero ninguna para defender lo contrario de lo que el refrán advierte. Aun así, siempre oímos los mismos comentarios: “Esta vez es diferente”. ¿Lo es?

Tras una caída monumental de los mercados el último trimestre, y un año extremadamente difícil en el que cayeron todas las clases de activo (algo extremadamente raro), hemos tenido un inicio de año también de récord. De hecho, ha sido un rally tan fulgurante que no hay muchos más con los que comparar: lo que sí sabemos es que el péndulo está en el lado de la euforia, con valoraciones ajustadas e indicadores macro señalando un fin de ciclo.

Lo que no hemos hecho en el pasado ni vamos a hacer ahora es tratar de adivinar el futuro, preferimos adaptarnos a los acontecimientos y estar atentos a las señales. Ignorar efectos como este es algo que no debe hacerse a la ligera, pero habrá quien diga que este año “es diferente”. Mucha suerte.

Imagen: rawpixel.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *